También se le conoce con los nombres de “anillos de matrimonio”, “alianzas de boda”, “alianzas de matrimonio o casamiento”. Como hemos comentado en otras ocasiones, depende del lugar.

anillos de boda

Anillo de boda personalizados con huella dactilar, oro blanco rodiado

Éste si es el del “SI quiero”. El anillo de boda podríamos decir que es el que marca un antes y un después. Claro que podríamos hablar durante un rato sobre tradiciones, costumbres, curiosidades, etc. Pero quería hacerlo diferente, darle otro enfoque. Ya que la ilusión de éste día es indescriptible, como mágico. Es el día en el que cambian nuestras vidas. Muchos/as para bien, para otros/as regular. Pero independientemente del resultado, que además considero que es muy personal y seguro que variado.

Prefiero centrarme en otros aspectos más de tipo emocional. Como es el momento en el que recibes el encargo por parte de una pareja. Notas en la voz y en los gestos sensaciones muy agradables. En el momento que te plantean su idea. Te transmiten esa emoción que te hace comprometerte para crear esa ilusión pero con forma y en metal. La sensación de compromiso que adquieres es importante ya que simboliza a la persona amada. Para ella, siempre que te mires tu anillo de boda te acordarás de él. Sobre todo cuando no esté a tu lado. Y para él, sentirás que siempre va contigo, como le prometiste. Y le darás un beso a tu alianza pensando en ella.

Por todo eso mi trabajo es significativo. Y no vale cualquier cosa, tienes la obligación de poner tu granito de arena para que ese día sea todo perfecto. El diseño de tu anillo de boda es muy importante. Aunque es posible, que con los nervios no te acuerdes en que bolsillo de la chaqueta los guardaste.

Incluso la persona que se encargó de llevarlos, hasta podría olvidarlos en el coche. Pero no te preocupes, nunca se pierden. Al final aparecen. Y será otra anécdota que recordaréis en mucho tiempo.

También es verdad, que el momento que tiene tu marido que sacar los anillos y no los encuentra, a ti como mujer se te pasan por la mente pensamientos, digamos que de origen desconocido, por llamarle de alguna manera. Y te dices para ti misma, “era de lo único que se tenía que encargar” “madre mía lo que me espera”.

Pero antes del jaleo de todo ese día que llegará más tarde. Me quedo con el momento en el que le enseñas en un vídeo el diseño de sus anillos de boda. La ilusión que te transmiten es el resultado de mi trabajo.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja una respuesta