La fiebre del broche

No es una quimera, la moda está ampliando sus horizontes y reviviendo tendencias muy antiguas. La fiebre del broche es como algunos han denominado a la resucitación de esta joya que probablemente regresó para quedarse. El llevar un broche de oro, lujoso y ostentoso, revelador de su estatus social fue una moda muy usada por nobles europeos y damas de la alta sociedad en épocas pasadas; y hoy se ha desempolvado y está tomando cada vez más auge, sobre todo entre las mujeres que abogan por la elegancia en todo momento.

Por supuesto, los broches de oro tienen, una modernidad, que mezclan formas geometrías, asimetrías y sobre todo, naturalidad, por lo que saben hacerte lucir fabulosa a cualquier hora del día, sin demostrar una excesiva preocupación por tu aspecto, ni un vestir tan rebuscado y meticuloso.

El broche es una prenda principalmente para las damas. Gemas preciosas como el diamante, el rubí, el zafiro, la esmeralda o Gemas orgánicas como las perlas le dan un toque de clase a esta pequeña obra de arte, el oro y la plata son los metales más comunes a la hora de confeccionar estas maravillas.

Es lógico, dado el glamour que generalmente tiene un broche de oro, que su uso no sea el indicado para cualquier prenda de vestir. Las damas deben combinar correctamente su broche para verse con coherencia con las otras joyas que lleva.

Broches de oro

Broche de oro blanco o amarillo con perlas y diamantes

El diseño en los broches de oro

Los broches de diseño actuales están rompiendo con los viejos esquemas. Además de elegancia, intentan decir cómo es la personalidad de la mujer que lo usa. Puedes usarlos en tus chaquetas, camisas e incluso en una bufanda puedes poner uno pequeño y menos llamativo. Además, al llevarlos con cualquier otra prenda como brazaletes, anillos o pendientes, logras, con tus joyas, sentir una compañía muy grata en todo momento.

Regalar siempre demuestra lo muy detallistas y generosos que somos, así que debes considerar que el regalo perfecto para cualquier mujer son las joyas, preferiblemente con diamantes. Dejarte llevar por la melodía y el encanto que puede caracterizar un broche demostrará tu sensibilidad para apreciar la belleza de los detalles de la vida.


Broches de oro

Broche de oro blanco o amarillo con perlas y diamantes

Recuerda también, que no se trata solo de usar algo lujoso, sino usarlo con buena actitud, es decir, con la mejor actitud, mostrando siempre positividad y ganas de triunfar. La creación déjala en manos de diseñadores experimentados, tú solo debes hacer la tarea más sencilla: disfrutar de tu joya y lucirla con clase.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. martina quesada

    hola mi gran amigo todos tus artículos son maravillosos, que suerte que esta vez tocaras el de los maravillosos broches ahora estan de gran moda, en mi nueva colección lo que mas llevo son broches asi que ha disfrutarlos mucho!!

    Martina

    1. Fran Castmay

      Querida Martina, los broches son joyas que tendríamos que tenerlas más en cuenta, ya que su uso correcto y adecuado bien combinado con el vestir, dice mucho de la elegancia en una Gran Dama.

      Un abrazo hasta Costa Rica

Deja una respuesta