Llega diciembre, y empieza la carrera para hacerse con los regalos perfectos para tus seres queridos.

En esta época aumentan, por tanto, los encargos de joyas. Y todos los que diseñamos y vendemos joyas en internet notamos también ese movimiento, porque comprar joyas online tiene muchas ventajas:

  • Te permite mirar todos los modelos y todas las opciones que quieras, sin tener que buscar un hueco en tu apretada agenda para ir de tiendas (y de una tienda a otra, que eso es lo peor).
  • Te da la discreción que necesita un buen regalo: si sales a destiempo tendrás que buscar una excusa. Si simplemente estás ante el ordenador o el móvil, puedes estar mirando cualquier cosa.
  • Puedes hacértelo enviar donde te convenga, en el momento en que quieras.
  • Es seguro.

comprar joyas online

La seguridad al comprar joyas online

Partamos de una idea que es clave: comprar en internet es seguro.

Dejemos atrás los miedos del pasado. Actualmente, las plataformas de pago utilizan sistemas encriptados muy seguros, y un buen comercio online siempre te ofrece facilidades en la modalidad, para que puedas realizarla de la manera que más te convenga o confíes.

Es decir, el medio (internet) no es inseguro. Es un mundo, reflejo del mundo físico fuera de la red. No es inmune a la malicia, que puedes encontrar también en un comercio físico. Pero ni un mundo ni otro están plagados de gente que quiere timarte.

Lo que tienes que hacer es fijarte en los pequeños detalles para saber si un comercio electrónico es seguro. Y más si lo que quieres comprar online son joyas.

  • 1-El primer vistazo: cuando entras en una web recibes una impresión inicial. ¿Esa impresión es buena? ¿Parece un sitio profesional, capaz de responder con seriedad ante la importancia de una transacción económica?
  • 2-La identificación: Tienes que saber quién está al otro lado de la pantalla. Una empresa identificable, un profesional con nombre y apellidos, alguien tangible que te pueda ayudar, orientar, prestar servicio, y atenderte ante cualquier eventualidad. Internet solo es un medio, pero el trato es entre personas.
  • 3-El trato: precisamente esto es clave. Contacta con el comercio antes de comprar algo, pregunta, seguro que tienes dudas: quizá sobre el diámetro de un anillo, el tipo de acabado que se le dará a tu joya. O algún detalle de alguna pieza que te gustaría de otra manera. O sobre el modo de envío. Pregunta y atiende a la profesionalidad de la respuesta. Si tiene teléfono, llama. Comprar una joya no es como comprar unas pantuflas de estar por casa, y una joyería online tiene que poder ofrecer el mismo trato personalizado que en una tienda.
  • 4-La profesionalidad: Al hilo de las pantuflas: una joya de calidad requiere un profesional serio detrás. Por conocimiento de los materiales, por conocimiento en su diseño (porque las joyas, además de hermosas, han de ser funcionales y cómodas), por la capacidad de adaptarse a tus necesidades… conviene asegurarse de que tras la marca de joya que vayas a comprar existe un currículum, unos trabajos previos.
  • 5-Los testimonios: No existe mejor publicidad que la que te dan otros. Un comercio online en funcionamiento debe haber tenido clientes, y te conviene saber qué opinan: bien en reviews externos, o bien en los propios testimonios que ofrezca ese comercio. Esto aplica igual a una joyería (más aún si cabe), así que comprueba la opinión de otros clientes sobre esa joyería online donde pienses en comprar una pieza.
  • 6-Los modos de pago: mientras más opciones te den, mejor. Desde transferencia a plataformas seguras como PayPal, tienes que poder utilizar el sistema que mejor te convenga.

Espero que estos consejos te ayuden a perderle el miedo al comercio electrónico, porque como ya has visto tiene muchas ventajas a las que puedes sacarle partido no solo estas Navidades, sino en cada momento del año.

5.0
02

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú