Con el título de Historia de la Joyería quiero inaugurar la nueva categoría que hace referencia a este tema. Pienso que es importante, para los que nos dedicamos al diseño de joyería o al arte de la Orfebrería, tener unos conocimientos básicos.

Por este motivo quiero compartir con todos los lectores y suscriptores de este blog, un estudio personal de investigación que realicé en el año 2002 como Proyecto Fin de Carrera, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada. España.

En él, desarrollo un breve paseo por la Historia de la Joyería organizando en temas, la evolución de la Joyería a lo largo de las distintas civilizaciones y en las épocas más importantes de la Historia.

Para los lectores más avanzados en el asunto, les invito a que aporten su conocimiento en el blog, si lo desean; ampliando así, los conocimientos de todos los lectores de este espacio. Que afortunadamente cada mes, es más visitado y leído, principalmente por personas de España y toda Hispanoamérica. A los que les agradezco de antemano su tiempo y colaboración.

Les dejo con una breve introducción dando por inaugurada la nueva categoría de Historia de la Joyería.

Me despido sin más, esperando su participación y comentarios.

Historia de la Joyería: Introducción

Cuando utilizamos el término joya, nos referimos a toda esa extensa lista de objetos personales que se han utilizado a lo largo de los tiempos desde la antigüedad hasta la actualidad, en todas las culturas como elementos de adorno, signo de posición social, o símbolo de creencias religiosas.

La joyería, se puede decir que es una rama de la orfebrería, que engloba una serie de objetos específicos que dan culto al cuerpo. En un sentido amplio, la palabra joya comprende también los diferentes tipos de materiales utilizados para realizar todos esos objetos, materiales orgánicos e inorgánicos como cabello, piel, pluma, escama, concha, hueso, madera, barro, metal o mineral. En un sentido más específico y actual, el término joyería hace referencia a la utilización de piedras preciosas, semipreciosas o sintéticas, y a objetos realizados en metales preciosos del tipo del oro, plata, platino, cobre y latón.

Las joyas se han utilizado a lo largo de la historia en forma de adornos para la cabeza y la cara, como coronas, diademas, tiaras, penachos, horquillas, adornos de sombreros, pendientes, aros nasales y aros labiales; en adornos para el cuello, como collares, gargantillas y colgantes; en adornos para el pecho, como pectorales, broches y botones; en adornos para brazos y piernas, como anillos, brazaletes, pulseras y tobilleras y en adornos para la cintura, como cinturones, esencieros y rosarios.

El conocimiento que actualmente se tiene sobre la joyería antigua, procede de los objetos personales encontrados en los enterramientos, en aquellas culturas en las que a los muertos se les enterraba con sus objetos valiosos; y en aquellas donde no se tenían estas costumbres, este conocimiento se ha extraído de pinturas  y esculturas.

En la joyería que actualmente conocemos se tienen en cuenta  valores como lo estético, haciendo hincapié en la importancia del diseño y dependiendo del uso para el que está destinada la joya puede variar su forma, material, color, etc. El precio de la joya es muy importante desde el punto de vista empresarial, entrando en un mercado muy competitivo, siendo éste un valor muy significativo.

La joyería evoluciona y se divide en varios apartados, diferenciándose así las distintas clases sociales: alta joyería, media joyería, baja joyería y joyería contemporánea, cada una tiene sus materiales específicos y su público.

La importancia del material, generalmente oro y plata, su cotización en la bolsa y la dependencia que tienen de ésta en su valor. Variando así, según el estado de la economía mundial, creando en ocasiones como la actual, una crisis en el sector joyero de indudable importancia.

La joyería se distribuye por los distintos países en núcleos específicos, repercutiendo de forma considerable en la industria del país. Su comercialización se ramifica cada vez más, y el comercio con otros países se realiza de forma más frecuente, beneficiándose y  enriqueciéndose los distintos mercados.

Las ferias de muestras son las que se encargan de poner en contacto a unas firmas con otras entre los distintos países. Aunque hoy por hoy, hay que tener en cuenta el potencial que tiene Internet y la redes sociales para relaciones comerciales entre empresas de cualquier lugar del planeta.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Fran, no había podido leer con tiempo tus articulos, ahora retomo esta tarea semanal que me transporta y me fascina. Insisto en que eres un maestro. Un genio de este arte.
    Un saludo
    Vivian

    1. Ya llevaba varias semanas pensando por donde andarías, te he echado de menos por el blog.
      Gracias por tus amables palabras, me alegra que sea un momento de disfrute y enriquecimiento.

      Saludos para Chile¡ desde España.
      Fran Castmay

  2. Mil gracias por tan valiosa información ,un abrazo …Stella Valencia

    1. De nada Stella, espero que sirva¡¡

      Un abrazo

  3. HOLA MIL GRACIAS FRANCISCO POR TAN MARAVILLOSA CLASE, ERES REALMENTE UN GRAN MAESTRO SIEMPRE APRENDO MUCHO DE TI.MARTINA

    1. Gracias a tí Martina por seguir ahí cada semana¡¡

      Un Fuerte Abrazo

  4. Genial articulo , francisco tu aportación es genial

    1. Gracias Jesús, espero que sirva¡¡
      Un fuerte abrazo

  5. MUY INTERESANTE,MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO

    1. Gracias a tí por estar ahí¡¡
      Saludos

Deja un comentario

Cerrar menú