fbpx

Las joyas con perlas  son capaces de mostrar el lado más femenino de una mujer. Una combinación mágica de belleza, carisma y elegancia caracteriza a tan genuinas gemas orgánicas que la naturaleza cultiva y regala al hombre. No obstante, como toda belleza, la de las perlas puede ser efímera, porque puede verse afectada por diversas causas. Entonces, ¿Qué puedes hacer para cuidar y alargar la vida de tus perlas? Conoce mediante el presente artículo diferentes vías a través de las  cuales puedes cuidar y limpiar tus perlas.

Cuidar las joyas con perlas

La perla a lo largo de los años se ha ratificado como una de las piedras preciosas que más usan las damas. Las novias, el día de su boda, generalmente llevan una alianza de bodas con un diamante o con una perla. Para que una joya con perlas se pueda llegar a regalar a nuestra futura descendencia, debe tratársele con cuidado exquisito.

Tres cuidados básicos para las Joyas con Perlas

Aunque consideramos como básicos y primarios los cuidados que a continuación les comentaré, muchas personas desconocen estos, si es ese tu caso, presta total atención:

1- Guardar las perlas en el lugar adecuado. Cuando no uses tus perlas, estas deben estar en buenas manos. Consérvalas en un lugar donde no puedan rayarse con otras joyas. Puedes usar un pequeño joyero exclusivo para ellas, pero atención, el interior de este debe estar forrado con una tela de algodón o  cualquier otra que se destaque por su suavidad, porque la perla es muy sensible y puede dañarse al primer contacto brusco que sufra.

2- Evita sustancias nocivas para las perlas. Los aceites, maquillaje y perfumes contienen químicos que son nocivos y afectan al brillo natural de tan sensibles gemas. Si estas usando un brazalete de perlas o unos pendientes de esta piedra preciosa asegúrate de que no entren en contacto con alguna de estas sustancias. Tampoco al lavar tus perlas debes usar cloro, amoniaco  o limpiador común porque contienen agentes que atacan el nácar de las perlas, y a la larga, estas pierden su lustre.

3- Cambia el cordón del colgante de perlas. Para que tu collar de perlas no se deteriore tienes que cambiar el cordón que las sostiene. Te recomiendo además, que solicites al joyero que confeccionó tu colgante, que anude el cordón entre cada perla, para evitar que el roce de una con otra cause el deterioro de todas, además, si el collar se rompiera solo perderías una perla.

Cuidar las joyas con perlas

Anillo de Plata de Ley 925, montado con perla cultivada y circonitas

¿Cómo limpiar las perlas?

Las perlas pueden limpiarse de diferentes maneras. Lo primero que debes hacer es evitar la acumulación de suciedad. Luego de usar la joya, debes con un paño de pana frotar levemente cada perla, retirando así, el polvo que pudo apegarse a ella mientras la usaste.

Un método casero muy eficiente es el siguiente: en un recipiente vierte agua tibia e introduce un jabón neutro. Sumerge la pieza de perlas y deja reposar durante algunos minutos. Luego con un paño suave ir poco a poco frotando cada perla. Enjuaga bien con agua limpia y seca con una tela fina.

Espero que ya sepas cómo ayudar a tu perla a verse siempre nueva y reluciente, lo que propiciará que te veas siempre espectacular. Te invito a comentar en Facebook el artículo. Saludos y hasta pronto.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú