fbpx

Pero, ¿tan pronto y ya estamos hablando de las Navidades? Pues sí, sí, ya toca. Y además lo sabes.

El otoño siempre se hace corto. Septiembre tiene suficientes emociones y novedades como para pasar en un suspiro, y antes de que te des cuenta, ya tienes encima el frío, la noche temprana, los anuncios con cascabeles en la televisión… y un año más, se nos echa el tiempo encima. Entonces todo son prisas, y a ver qué le regalo, y a ver qué se me ocurre…

Yo quiero hacerte una propuesta diferente. Quiero invitarte a tomártelo con calma, y pensar en esa persona, para que le puedas hacer el regalo perfecto.

Joyas personalizadas: un regalo de Navidad

Conocer es amar

El enamoramiento es hermoso e inspira los mejores versos, pero es volátil. Sólo cuando das con esa persona ese enamoramiento se transforma en amor.

Y eso es la vida: convives con alguien y lo conoces a fondo. Así se ama. Con las manías, los defectos y las pasiones, y todas esas pequeñas contradicciones que nos hacen únicos.

Que la persona que amas te conozca, incluso mejor que tú misma/o, es la mejor muestra de amor que pueden darte.

Así que piensa un poco en esa persona. Toma incluso papel y lápiz, pon su nombre arriba, y piensa en él, o en ella. Piensa en sus pasiones, sus fijaciones, y aquello que más le gusta, o más significa.

No hace falta que corras: simplemente piénsalo, toma algunas notas.

¿Sabías que todo eso que has anotado puedes transformarlo en una joya única y exclusiva para esa persona?

Muéstrale tu amor con una joya irreemplazable

Lo que yo te propongo para estas Navidades es que creemos juntos, tú y yo, una joya especial para tu ser querido, partiendo de cero.

No es una locura, créeme. Sólo tienes que escuchar algunos de los testimonios de los clientes que nos van dejando después de cada encargo de joyas personalizadas.

Se trata de un proceso en el cual:

  • Tú me explicas lo que quieres (un anillo, un colgante, unos gemelos de camisa, un llavero), y me hablas de esa persona.
  • Yo te ayudo con mi experiencia, sugerencias, o resolviendo cualquier duda que puedas tener.
  • Con lo que hablemos, empezaré a diseñar la joya que soñaste, y que ha de llegarle al corazón a esa persona.
  • Viviremos juntos todo el proceso: te mostraré los avances, incluso videos con el modelado 3D, para que no te pierdas nada y disfrutes del acto de creación que estaremos compartiendo.
  • Trabajaremos el diseño hasta que sea justo lo que buscabas.
  • Y sólo entonces, cuando estés convencida/o, fabricaremos la joya física.
  • Una vez esté lista, te la enviamos a la dirección de tu elección, en un elegante y bonito estuche de regalo.

Luego sólo te queda recibirla, esconderla, y llegar tranquila/o a las fechas navideñas con el regalo perfecto ya a buen recaudo.

Y luego es entregarlo, ver la sonrisa, saber que acertaste. Pero aquí mi parte ya habrá terminado, y esa historia será solo para vosotros.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú