Joyas de nuestros antepasados

A lo largo de todo el mundo se exhiben en museos arqueológicos, joyas del hombre del ayer. En muchas tribus era muy común el uso de prendas, por supuesto, no tan exóticas y sofisticadas como las que podemos encontrar en la actualidad, pero estos fueron creando la costumbre de usar joyas y de conservarlas como piezas valiosas de su patrimonio, de manera tal que estas perduraban en el tiempo.

Los valores de una joya

Las joyas son adornos corporales cuya finalidad es estética en primer lugar, y por ello son en sentido general muy bonitas. No obstante, estas pueden representar muchas cosas en la vida de una persona, por esto muchos las atesoran con cuidado y recelo, para usarlas realmente en ocasiones especiales o transmitirlas a nuestros descendientes.

Hay joyas que destacan y son consideradas por su belleza y elegancia obras de arte. Otras son una leyenda por haber pertenecido a una personalidad pública notable, o por tener una historia curiosa. Tal es el caso del famoso collar de la reina María Antonieta, el cual, a pesar de su corta vida (porque fue destruido y vendido en piezas) todavía conocemos de su existencia y de la trágica historia que desató.

Muy famosa es también La Peregrina, de la cual hemos hablado ya en artículos anteriores. Esta mítica pieza luego de estar en manos de la realeza española pasó a ser propiedad de la realeza de Hollywood, la muy conocida Elizabeth Taylor fue su dueña. Sin dudas, vemos con estos ejemplos, joyas e historias de joyas que se han popularizado enormemente.

La inmortalidad de un anillo de bodas

Muchos continúan creyendo en el amor eterno. Con plena convicción de ello, contraen nupcias y permiten que Dios una indisolublemente sus vidas. Para esos románticos, el amor que se declaran es eterno y el anillo de compromiso que intercambiaron también lo es.

La alianza de matrimonio es otra de esas joyas que nunca morirá, es ya una costumbre que en la boda más sencilla o en la más ostentosa no puede faltar. Es una tradición que permanecerá mientras exista el amor en el planeta Tierra.

Las joyas del Titanic

El centenario del hundimiento del RMS Titanic, conmemorado el 15 de abril de 2012, ha hecho revivir uno de los hechos más impactantes que vivió la humanidad del pasado siglo. Muchas historias del Titanic son ya mitos que incluso se han reflejado en las distintas versiones que se produjeron para la gran pantalla, tal como aquella que cuenta que la banda de música de ocho artistas no dejó de tocar en ningún momento, ni cuando ya se estaba viviendo el hundimiento y la conmoción y confusión de los pasajeros eran enormes.

La inmortalidad de las joyas

Anillo de oro con diamantes y Aguamarina (encontrada en el Titanic)

Lo que sí se advino por primera vez con estos cien años, es la exposición de las joyas que pudieron ser rescatadas del trasatlántico. Una expedición en el año 1987 permitió que pudiera obtenerse un bolso de mano que contenía anillos de diamantes, collares, zafiros y broches. Estas joyas serán exhibidas en diferentes ciudades de los Estados Unidos de América, pero lo realmente curioso es que este hecho nos confirma que las joyas tienen vida ilimitada, nacen para nunca morir, aunque estén por largos años escondidas bajo el mar.

La inmortalidad de las joyas

Colgante de oro con diamantes (encontrada en el Titanic)

La inmortalidad de las joyas

Anillo de oro con diamantes (encontrada en el Titanic)

Espero que este articulo te haya resultado agradable, si fue así te invito a comentarlo a tus amigos en las redes sociales. Un saludo y como siempre espero amablemente tus sugerencias para futuros temas que aborden el maravilloso universo de la joyería de ayer y de hoy.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja una respuesta