Vestir elegantes, es una herramienta que de una u otra manera puede brindarnos oportunidades únicas, ya sean estas laborales o personales. El punto es que vestir elegante, aunque no es lo principal, dice de lo serios y maduros que podemos ser y la responsabilidad que podemos asumir ante la vida. Pero, ¿Cómo ser elegantes sin dejar de estar a la moda? Un interrogante que todos en determinado momento podemos plantearnos y cuya respuesta podrás encontrar en el presente artículo.

La moda

Moda no hay una sola. Hay tendencias creadas para jóvenes, mujeres empresarias, señoras mayores. El punto más importante de esas tendencias es saber optar por la moda que conecte con nuestra personalidad, es decir, utilizar la moda como medio de expresión para decir quiénes somos. Este punto es muy importante porque las personas tienden a cometer dos errores, vestirse de manera tal que luego no se identifique a sí misma con el vestuario, y por otra parte se adaptan a la moda y no adecuan la moda a ellos como sería más lógico, pues es muy importante mantenernos fieles a nosotros mismos.

Optar por una tendencia elegante que nos permita estar diariamente a tono con nuestra actividad laboral. La buena presencia en el ámbito laboral, creará alrededor de nosotros un aura de entrega y seriedad en el plano laboral y de buena estima por parte de nuestros colegas de trabajo.

Elegir la moda que favorezca la figura es una elección inteligente. Cada persona debe conocer cuáles son, físicamente, sus puntos fuertes y cuáles son los débiles, y a raíz de ello elegir un vestuario que resalte tus cualidades. Para ello puedes contar con la asesoría de un estilista o personal Shopper, (éste último, servicio cada vez más utilizado para el asesoramiento personal en la compra de tu vestuario)

Las joyas para la moda elegante.

Una joya elegante tiene la perspicacia de combinar una serie de elementos tales como el diseño y la exclusividad del mismo, materiales de calidad como el oro, la plata, etc. También puede incorporar en su diseño piedras preciosas de la clase del diamante, el zafiro o la esmeralda.

Las joyas como accesorios, contribuyen con nuestro aspecto; somos nosotros quienes debemos elegir la joya correcta. Primero debemos tener en cuenta si el estilo de la joya tiene que ver con nuestra manera de vestir; las joyas deben ser vistas como otra pieza dentro de un gran rompecabezas: nuestra imagen física.

coleción CASTMAY

Anillo y Pendientes de Plata 925, con perlas cultivadas

La elegancia en joyas para las damas

Si de joyas elegantes para mujeres nos detenemos a hablar, no podemos dejar de mencionar las joyas con perlas. Son joyas que las mujeres valoran mucho por razones como esta: las perlas blancas combinan con cualquier color que tenga el atuendo que usen ese día. Las perlas brindan una elegancia y un genuino toque de realeza que la mujer sofisticada siempre pretende encontrar en una joya con perlas. Además, pueden optar por las perlas cultivadas, una opción viable que el hombre creó para que las mujeres no se privaran de tener una joya de perlas por un precio más asequible.

Espero entonces que tengas presente lo aquí planteado, sin más me despido con un sincero saludo invitándote a comentar en la red este artículo sobre la moda y la elegancia. Hasta pronto.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja una respuesta