fbpx

La reivindicación femenina

En épocas anteriores la mujer era destinada a labores domésticas y de crianza de los hijos. La esencia de su vida era cuidar y atender a la familia; es por ello que aquellas pocas privilegiadas que tenían acceso a la educación, asistían a centros que les enseñara de bordados, recetas de cocina y  cómo ser la anfitriona perfecta de fiestas de la alta clase.

De igual manera estuvo, y actualmente, aunque en menor grado, está expuesta al maltrato y violencia de cualquier índole, dígase psicológica, económica y física, por hombres que mantienen posiciones machistas, es por ello que más de una organización internacional está a favor y en apoyo de la mujer y en proteger sus derechos con el primordial objetivo de erradicar cualquier forma de discriminación que se exteriorice contra ellas.

En la literatura noruega hay una excelente clásico, digno de leer, que tiene gran relación con el tema que hasta aquí hemos venido hablando, nos referimos a Casa de Muñecas, donde la protagonista femenina al final de la obra, en un acto de emancipación, decide abandonar su hogar dada la posición de su esposo de escasa valoración hacia ella y el no reconocimiento del mérito que realmente ella tiene.

Sin embargo, la mujer actual está apta para adoptar la posición social que se proponga. Puede ser lo que ella desee, más allá de los viejos y erróneos estándares que desmeritaban su capacidad intelectual y trataban de ajustarla a un molde preestablecido. En estos días, ella juega un rol activo en cualquier ámbito social: como excelente esposa y madre, como ejecutiva exitosa, como artista reconocida, etc. La mujer hoy tiene una participación a la par con el hombre, en la sociedad y en su completo desarrollo como persona.

La mujer profesional

La mujer trabajadora sabe lo importante que es crearse dentro del ámbito laboral un prestigio positivo a base de esfuerzo y de buenos resultados en cada una de las tareas que forman parte de su contenido de trabajo. Un estilo siempre sobrio y elegante denota la gran personalidad que tienen y la seriedad y madurez que las caracteriza, algo que será muy bien recibido en cualquier empresa o centro de trabajo.

Las ejecutivas, por ejemplo, usan piezas que aporten comodidad, pero que a su vez le permita tener un look clásico y de sobriedad necesario a la hora de hacer negocios. Optan también por conjuntos que sepan responder ante imprevistos, es decir, si surge una importante reunión o un cóctel, no tendrán preocupaciones o apuros ya que su vestir será femenino y glamuroso.

mujer profesional
Aquellas que optaron por profesiones menos exigentes generalmente visten de manera más informal, lo cual no es equivalente a decir que lo hacen de manera descuidada. Su presencia es muy importante no solo para que todos puedan apreciar su clase, sino que de manera directa influye en su autoestima y por lo tanto en el desenvolvimiento propio en el marco laboral.

El acabado perfecto

Lo que sí se generaliza en unas y otras es  su vocación para usar joyas que den un toque final a su vestuario. Van por joyas de diseño que sean verdaderamente fascinantes y capaces de realzar su imagen de manera exclusiva.

Las joyas son el complemento adecuado para perfeccionar un estilo, darle un acabado fabuloso a este. Es por ello que muchas mujeres las utilizan una y otra vez, porque tienen siempre el mismo efecto: hacerlas ver exquisitamente únicas.

Si eres una chica bien minimalista, usar una joya realizada teniendo en cuenta los diseños de moda, es tu opción ideal, porque son diseños sencillos, de formas geométricas simples y muy básicas, destinados a satisfacerte.

Ten en consideración que lo más relevante no es usar una joya, ni varias al mismo tiempo; lo realmente importante es que el fin de la joya se cumpla: el de hacerte lucir exclusivamente bella. Por lo tanto es muy necesario que combines un conjunto con la joya adecuada. Aquí te revelamos unos pequeños trucos que de seguro te serán de utilidad:

-Los diseños de alta costura son muy exigentes, y abogan por la elegancia extrema, es por ello que llevar con estos unas pulseras de oro sería un lujo del cual no te puedes privar.

-Si eres una amante de lo natural, combina una chaqueta de algodón de color uniforme con unos discretos pendientes de perlas cultivadas, serás la madre naturaleza en persona.

-Unos pantalones holgados de tonos oscuros te estilizarán, ocasión perfecta para usar collares maravillosos de un largo arriesgado.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú