Comienza febrero y la atmósfera cambia como por arte de magia. Y es que el amor todo lo puede. El día de San Valentín también conocido como día del amor, y en diversos países también como día de la amistad y del cariño se celebra por lo general el 14 de febrero, onomástico de San Valentín.

Un día tan especial requiere de un regalo especial; uno que no se marchite como las flores ni pueda romperse fácilmente como una tarjeta, un día especial requiere una joya especial. Una joya especial para el día de los enamorados puede ser una joya con gemas, pues estas tienen propiedades muy ligadas al amor.

Las piedras preciosas y semipreciosas al provenir del interior de la tierra y llevar allí millones de años tienen propiedades mágicas relacionadas con el amor. Conoce entonces, cómo una joya con gemas puede ayudar a tu felicidad sentimental.

Joyas para atraer el amor

Las joyas para atraer a una persona única, con la que puedas compartir un amor verdadero son aquellas que tengan un berilo (los hay de distintos colores, entre ellas, la esmeralda y la aguamarina son berilos, entre otras) pues desde épocas antiguas se le ha atribuido a esta piedra la facultad de despertar una personalidad seductora a aquella persona que la use.

Las joyas, las gemas y el amor

Por su parte el lapislázuli es una piedra que en un primer momento se asoció con la salud y la nobleza, pero años más tarde se vinculó con Venus, diosa del amor según la mitología romana y por tal razón ha sido utilizada en numerosos rituales de amor. Actualmente es muy común entre las mujeres llevar una joya con un lapislázuli, sobre todo anillos de diseño.

Piedras para declaraciones de amor

La manera más clásica de declarar el amor es mediante el compromiso, para lo cual se elige un anillo. La piedra que generalmente acompaña un anillo de compromiso es el diamante pues su dureza simboliza una unión duradera y sólida. Además representa la fidelidad, factor importante para el éxito de una pareja.

Las perlas fueron injustamente tratadas. A ellas se les asoció un significado de desgracia conyugal y fracaso en el matrimonio por la forma de lágrima que algunas perlas tienen. Sin embargo la belleza de esta gema de origen orgánico, se ha valorado ya de manera justa y de significar la desventura pasó a representar el amor puro, es por ello que cada vez son más las novias que combinan su vestido blanco con un anillo de matrimonio de perlas.

 

Joyas para la pasión

Para elevar la pasión en una relación lo ideal es un rubí. Entonces si sientes que se ha perdido ese deseo sexual prueba con regalar una joya a tu esposa con un rubí, si por el contrario es el hombre quien ha resquebrajado su pasión, debe colocarse esta piedra preciosa bajo la cama, esto volverá a despertar chispas entre los amantes.

Espero que el artículo haya resultado de tu interés y de tu agrado, si así fue, me gustaría que se lo recomendaras a tus amigos en red. Un saludo muy especial, feliz día de San Valentín y hasta pronto.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Joyas en acero

    Realmente no conocía que la elección de vestir una joyas, tuviera tanta connotación en la forma como las demás personas nos preciben. Excelente artículo.

    1. Fran Castmay

      Gracias Tizona por tu comentario, bienvenido!
      Saludos

Deja una respuesta