Las costumbres se hacen necesidad leyes

Bastantes siglos han pasado desde que al hombre se le ocurrió la idea de perforar el lóbulo de su oreja para colgar allí un hueso de animal labrado o una concha marina. Sin embargo, esa antigua costumbre no ha perdido vigencia ni con el paso de los años.

En la actualidad, millones de personas de todos los países, regiones y culturas continúan adornando sus orejas con conchas marinas, semillas, trozos de madera bellamente trabajados, y otros objetos confeccionados con metales como  oro, plata, bronce, cobre, aluminio, etc.

Las costumbres se hacen necesidad

Una simple mirada alrededor, y podrás apreciar la verdad de lo que conversamos aquí. ¿Cuántas damas de las que ves en tu centro de trabajo, en el metro, el autobús, el teatro, asistiendo a algún espectáculo deportivo, artístico o de cualquier índole, no lleva prendido en sus orejas al menos un par de pendientes? Estoy seguro de que le costará mucho trabajo encontrar alguna.

Y si vamos más lejos, te invito a que te detengas a mirar disimuladamente las orejas de los caballeros que pasen por su lado. Muchos, sobre todo si son jóvenes, llevarán algún piercing o pendiente. En nuestros días son tan populares como los debatidos tatuajes.

El caso real es que el uso de pendientes se ha convertido en algo más que una simple costumbre: ahora es una necesidad. Y por supuesto, una práctica tan extendida ha hecho posible que surjan nuevas necesidades de diseño y fabricación de esas joyas, indispensables a la hora de hacer un regalo o para portarlas en el vivir diario.

El diseño en los pendientes a través de los tiempos

El mundo del que el hombre forma parte, su flora y su fauna, quedaron para siempre atrapados en los diseños de los primeros pendientes. Animales y plantas fueron representados de forma altamente artística, y reyes y reinas de los más grandes imperios los llevaron encima como signo de realeza, virtud y poder.

Los diseñadores de hoy no estamos alejados de esa realidad, y también nos sentimos inclinados a darles a nuestras piezas ese toque único que nos relaciona permanentemente al hombre con su medio.

Las técnicas de diseño han evolucionado, se utilizan otros materiales además de los tradicionales, y la informática o computación son las herramientas de este tiempo, una base sobre la que podemos realizar los más fantásticos diseños.

Los pendientes de diseño en la actualidad

Muchos han sido los siglos recorridos por la humanidad y muchas son las variantes que tienen hoy en día el hombre y la mujer modernos para portar sobre su cuerpo una joya que hable por sí sola de su personalidad, sus ambiciones, su sensibilidad. Pero no todos los diseñadores están capacitados para lograr atrapar esa esencia del alma humana que hay en cada uno de nosotros.

Pendiente de Plata 500-P

Pendientes de plata con circonitas y perla cultivada, cierre omega

Como diseñador, para mí es imprescindible transmitir sensaciones o contar historias a través de las joyas que creo con mi imaginación.

Esa capacidad que exploto como artista, está al servicio de mi profesión y de mis clientes, quienes invariablemente quedan complacidos con el resultado final de mi trabajo. Y es que para que haya un final feliz, tiene que haber un comienzo exitoso.

La historia nos alimenta, la tradición nos da el oficio, la modernidad nos da las herramientas. Pero el sello de calidad está garantizado por la unión de Castmay Diseño con su cliente. Él sabe lo que quiere y nosotros se lo ofrecemos con toda garantía.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja una respuesta