fbpx

lucir los pendientes perfectos segun la forma de tu cara

Los pendientes son un complemento indispensable, pero hay que tener en cuenta la forma de tu rostro para conseguir hacer la mejor elección y lucirlos con estilo.

Que los pendientes son unos de los complementos por excelencia de las mujeres, no es ningún secreto a voces. Pocas mujeres son las que no se animan a vestir sus orejas y lucir un complemento que aporta elegancia, estilo y sofisticación a cualquier look. Y es que se podría decir que es un complemento indispensable, así como que no debe escogerse a la ligera, sino que hay que tener varios aspectos en cuenta para acertar con tu elección.

Lo primero en lo que debemos fijarnos y lo más importante a la hora de comprar unos pendientes es en la forma de nuestra cara. Cada mujer tiene un rostro diferente, y a cada una nos sientan mejor un tipo de pendientes u otro.

De modo que en Castmay hemos querido ofreceros una pequeña clasificación con los diferentes tipos de rostro que existen, y así poder escoger los pendientes que más te favorezcan. Y es que, un pendiente bonito y elegante no tiene por qué sentarte bien.

Tipos de rostros

lucir los pendientes según la forma de tu cara

Rostros Redondos

Se dice que tienes una cara redonda cuando tus medidas son proporcionales tanto en anchura como en longitud. De modo que si tienes un rostro redondo, deberías apostar por los pendientes alargados, ya que te ayudarán a alargar tu rostro y a minimizar la imagen redonda.

Te recomendamos que apuestes por pendientes alargados, pero evita aquellos que tienen forma redonda4, ya que lo único que harán es potenciar la forma de tu cara y dar un énfasis no deseado.

Rostros Ovalados

Las caras ovaladas se caracterizan porque las mejillas tienen las mismas medidas que la frente. Sus rasgos son curvos, la barbilla estrecha y la longitud no es demasiado larga. Es sin duda el rostro ideal si hablamos de pendientes, ya que todo le sienta bien, y puedes atreverte con cualquier modelo sin ningún miedo. No es ni muy redondo ni demasiado angular. Eso sí, trata de evitar los pendientes que sean demasiado largos, ya que es posible que hagan tu rostro demasiado alargado.

Rostros cuadrados

Las caras con forma cuadrada tienen una longitud extremadamente corta, y unas facciones muy marcadas, sobre todo en la barbilla y en la frente. Aquí, para conseguir un mayor volumen y una sensación más natural, se pueden utilizar pendientes alargados, sobre todo si tienen forma redondeada. Son la mejor opción para presumir de estilo y realzar tu belleza.

Trata de evitar los pendientes que sean demasiado pequeños, así como los pendientes angulares o los que son totalmente cuadrados.

Rostro con forma de Diamante

Las caras tipo diamante son las que la frente y la barbilla son más estrechas que las mejillas, que son muy prominentes y están especialmente marcadas. Si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es optar por pendientes grandes y que resulten extravagantes, ya que te ayudarán a sacar el máximo partido a las facciones de tu rostro. Cuanto más anchos y cuantas más curvas presenten, mucho mejor.

Rostro con forma de Corazón

Aunque no es uno de los rostros más habituales, las caras con formas de corazón presentan una frente más ancha que las mejillas, tienen una barbilla estrecha y una longitud normal.

En este tipo de rostros, lo ideal es optar por pendientes que destacan por su anchura en su parte inferior. Los pendientes con forma de triángulo son unos de los más recomendados en estos casos. Los que tienen forma de lágrima o los que lucen un colgante, también son una opción que te harán lucir los pendientes con estilo.

Rostro Rectangular

Los rostros rectangulares son similares a los cuadrados, pero su longitud es algo más alargada. Sin duda la mejor opción para este tipo de caras es utilizar pendientes anchos, que tengan bordes redondeados y que no sean demasiado largos, ya que sino potenciarán todavía más la sensación rectangular.

¿Tienes claro cuál es tu tipo de rostro? Con los consejos de CASTMAY, tienes todo para acertar y lucir tus pendientes con estilo.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú