El recorrido que daremos hoy, comienza en el Paleolítico, de donde provienen los pendientes más antiguos de los cuales tenemos conocimiento, siendo nuestro destino final una serie de respuestas a interrogantes recurrentes de nuestras lectoras sobre los pendientes actuales.

En la antigüedad, el uso de pendientes estaba asociado a la manifestación de un estatus social determinado, entre ellos el de esclavo. Se utilizó como recompensa civil o militar, así como demostración de amor cuando se regalaba a una mujer unos pendientes. Además de ello, para numerosas culturas étnicas el uso de pendientes representa la edad de quien los usa, el número de combates ganados, y contribuye a mantener su prestigio dentro de la tribu.

En la actualidad, usar aretes es una práctica que no discrimina en edad, género, ni procedencia, desde empresarias hasta mujeres de la realeza, todas han dado una cálida acogida a los pendientes, permitiéndoles ser considerados como unas de las joyas más carismáticas y populares dentro del arte de la joyería.

pendientes personalizados a juego

El diseño de pendientes y diversas situaciones

Los aretes, son una de las joyas que más aviva la imaginación de diseñadores de joyería y orfebres; cortos o largos, con texturas o lisos, con formas orgánicas o geométricas, de oro o plata; las variaciones y diseños originales que encontramos de pendientes, hacen que estos sean una de las joyas preferidas por las damas.

Son diversas las situaciones que muchas lectoras de este blog me plantean sus dudas al respecto de los pendientes, por medio de correos a info@castmay.com En situaciones similares, puedes encontrarte tú, o una amiga, en cualquiera de los casos, te recomiendo que conozcas temas como estos, estoy seguro que te serán de utilidad.

Por motivo de mi 42 cumpleaños, un amigo me regaló unos pendientes preciosos. Por discreción, no le pregunté, pero me quedé con la gran duda: ¿son de oro blanco o de plata?

Son varios los parámetros que te permitirán diferenciar el oro blanco de la plata, pero solo el ojo de un experto te dará la seguridad.

El oro blanco y la plata son dos metales nobles, pero el primero, a diferencia del segundo no se encuentra en la naturaleza, es un producto artificial creado por el hombre; en un principio, para sustituir al platino por el elevado coste del mismo.

Existen importantes diferencias entre ellos, la más significativa es el precio. Otra importante es la densidad, la del oro blanco es un 50% aproximadamente mayor a la plata. Esto quiere decir, que dos joyas exactamente iguales, una en oro blanco y la misma en plata, no pesan lo mismo; es decir, si unos pendientes de plata pesan 5 gramos los de oro blanco pesarían 7,5 gramos.

Hoy en día, en muchas ocasiones las joyas tanto de plata como de oro blanco se rodian, es decir se someten a baños electrolíticos para darles un blanco perfecto. Esto hace que sea más difícil diferenciarlos, por lo que la única forma de saberlo a simple vista es por las marcas o punzones que obliga la Ley de Metales. Si tus pendientes son de plata tendrán una pequeña marca que dice 925 y si son de oro 750 que corresponden a la pureza que llevan de estos metales.

-Tengo una hija de 10 años y desde hace algún tiempo sus aretes de oro, le están provocando una pequeña herida, ¿será alergia al oro?

El 10 por ciento de la población se ve afectada por el llamado eccema por contacto producida por metales, generalmente por el níquel, cobalto, cadmio, vitalio y duralio, entre otros. Estos metales se encuentran en aleaciones con otros como el oro y la plata, por lo que los pendientes aunque sean de oro, al contener en un porcentaje pequeño estos otros metales pueden producir alergia, que no es necesariamente al oro. En casos como estos, hay que asistir a un dermatólogo para que diagnostique la patología.

Tras mi graduación, mi abuela me regaló un lindo conjunto de aretes, sortija y pulsera de oro. Sin embargo, los pendientes, al usarlos con más frecuencia, parecen viejos. ¿De alguna manera puedo devolverle ese brillo que han ido perdiendo?

Limpiar las joyas de oro es un procedimiento que desde tu casa puedes llevar a cabo para el cuidado de las joyas. El método más sencillo es el siguiente: llena un recipiente con agua tibia y echa un poco de detergente líquido, remueve hasta formar un agua espumosa. Deja reposar las joyas por varios minutos, con un cepillo de celdas suaves, límpialas, enjuaga con agua fría y por último sécalas con un paño suave.

Recomiendo almacenar las joyas en una caja forrada con tela, de esta forma evitaremos que se arañen unas con otras. Además evita que tus joyas le caigan restos de perfumes o lacas para el cabello.

Espero que las respuestas a estas interrogantes te hayan servido de ayuda. Esperando también tus nuevos comentarios en red, un saludo y hasta pronto.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Martina Quesada

    Muy interesante la historia y el valor cultural que tiene los aretes, cada vez aprendo mucho más de tus excelentes comentarios.martina

    1. Fran Castmay

      Gracias Martina por tus palabras!
      Saludos

Deja una respuesta