fbpx

Esta semana recibí por correo como todos los meses, Contraste. Uno de los  periódicos mensuales a los que estoy suscrito que edita el “Grupo Dúplex“. Y como no, pensé en compartirlo con todos mis lectores.

En él nos cuenta una vez más una breve historia sobre la “Reina de las Perlas”, Las Perlas Australianas (Perlas Cultivadas de los Mares del Sur) de esta forma nos ayuda a conocer un poco más este apasionante mundo de las Perlas.

anillo de plata-221-S

Perlas Australianas

Pasada la Segunda Guerra Mundial y tras ver el éxito obtenido en el cultivo de las perlas en Japón y la gran acogida de las mismas por el público más consumista del planeta, en Australia se comienzan a cultivar con el mismo sistema nipón, perlas de mayor tamaño (en Japón se consiguen perlas cultivadas de hasta 10.5 mm. de diámetro) en unas ostras de las mismas familias pero de un cuerpo mucho mayor, “Pinctada Maxima”, de la que se van a conseguir perlas cultivadas de 18mm. con facilidad, con un crecimiento de nácar alrededor del núcleo mucho más grueso y en consecuencia más rápido. Presentan un brillo más satinado que las Akoya, unos colores más agrisados en general pero al igual que las akoyas de una belleza atrapante.

Las dimensiones de estas perlas cultivadas, su escasez en el mercado y el alto precio que se imponen inicialmente las hacen blanco preferido del público más adinerado de la época, siendo repudiadas por unos y admiradas por otros. La eclosión en el mercado de estas perlas cultivas, llamadas comercialmente ”Perlas Australianas” cuando su nombre real es Perlas Cultivadas de los Mares del Sur, es a partir de 1980 con un precio más razonado respecto al tamaño y al lustre de las mismas, manteniendo un status superior al de las perlas cultivadas akoya. Las mareas rojas que sufrió Japón y las siguientes enfermedades que atacaron a las granjas de cultivo mermaron cuantiosamente el número de ostras e igualmente la producción de perlas akoya.

Ante esta situación y viendo el hueco dejado en el mercado por las perlas cultivadas akoya, los productores de los mares del sur, olisqueando el dinero que se podía generar y queriendo cubrir ese hueco del mercado comienzan a recoger su producción cada vez con menos meses de cultivo y por ende con unos precios mucho más asequibles, invadiendo literalmente el hueco de mercado dejado por las perlas cultivadas akoya, pero produciendo la sensación del público en general de una caída de los precios del las Perlas Cultivadas de los Mares del Sur, no siendo esto una realidad sino una ficción producida por el interés de recoger beneficios con rapidez. Estas perlas tienen las capas de cultivo más delgadas, un lustre y brillo más pobre en general mientras que las perlas que se han mantenido en cultivo 18 o 20 meses, que presentan un bonito oriente, buena forma y piel lisa, no sólo no han bajado de precio sino que lo han incrementado, manteniendo e incluso aumentando la distancia que separaba inicialmente las Perlas Cultivas Akoya de las Perlas Cultivadas de los Mares del Sur, comercialmente conocidas como Perlas Australianas (cultivadas).

Jesús Ángel Ruiz Mayoral

Vicepresidente de A.E.T.A.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú