fbpx

Más opciones de las que imaginas

Las alianzas de boda acostumbran a ser anillos “lisos”, pero en el caso de la novia suelen llevar algunas piedras discretas. En este artículo hablaremos de las tradicionales, pero también de nuevas tendencias y de posibilidades sorprendentes a la hora de escoger las piedras para tus alianzas de boda.

Las piedras clásicas para alianzas

No puedes empezar a hablar de alianzas y no hablar del diamante. Rey entre todas las gemas, su brillo y sus reflejos blancos lucen tanto en oro como en plata, y representan la pureza. Esto los convierte en la piedra ideal para una boda.

alianzas de boda con diamante negroSin embargo, no tienes por qué quedarte en el diamante clásico. Existen diamantes de diferentes tonalidades, que les confieren las pequeñas partículas de otros minerales o metales atrapados en la red cristalina del carbono.

De entre todos ellos, el que más se está viendo últimamente es el diamante negro.

Se trata de una piedra misteriosa, cuyo origen no está todavía del todo claro. Es un diamante en todo su significado de la palabra, tiene la estructura cristalina de un diamante, pero es de color negro. El motivo son pequeñas inclusiones de hierro en su interior, que le confieren esta tonalidad. Pero además, son más porosos que los diamantes corrientes, lo que ha generado muchas hipótesis sobre dónde se originan.

Actualmente, la teoría más fiable indica que tienen origen… ¡extraterrestre! ¡Formados en la inmensidad del espacio antes de llegar a la Tierra!

¿Imaginas cómo sería casarte con una joya que se formó en las profundidades del Universo?

El brillo misterioso del diamante negro atrae todas las miradas, y contrasta increíblemente tanto con el oro como con la plata.

Los de batalla

Es cierto que el diamante es caro, si bien piezas pequeñas engastadas en una alianza no tienen por qué hacerla inasequible. Pero para aquellos que no pueden invertir demasiados recursos, la circonita es la solución ideal.

A simple vista hay que ser un experto para distinguirlas, ya que una vez sintetizadas adquieren un tono y corte equivalente al del diamante. Y sigue siendo un cristal durísimo de hermoso brillo, que encaja de maravilla con el metal que escojas para tus alianzas.

Piedras para alianzas de boda

La nota de color

No estás obligada a llevar una piedra blanca obligatoriamente Puede que quieras algo especial. Nada exagerado, simplemente una nota de color.

Es cierto que para una alianza de boda uno no va utilizar piedras de menor rango, de las utilizadas en bisutería.

Pero hay gemas preciosas que pueden convertir una alianza en un espectáculo con una sabia combinación de colores (por ejemplo, a juego con los detalles de color de tu vestido de novia).

RUBÍ: Su rojo habla de fuego y pasión, y combinado con diamantes muestra una personalidad arrolladora.

ESMERALDA: Para los optimistas. El brillo verde de la esmeralda habla de sueños, vitalidad y alegría. Si esos son los rasgos de tu boda, una pequeña esmeralda verde en tus alianzas puede ser la guinda.

ZAFIRO: Tras el rojo y el verde, llega el azul del zafiro. Calma, sabiduría: el azul es un color elegante y muy particular que transmite serenidad, y que hará de tu alianza algo tan poderoso como etéreo.

Como siempre digo: el límite a la hora de buscar o crear la joya de tus sueños, está en tu imaginación. Y la simbología de las piedras en tu alianza de boda, sólo se la puedes dar tú.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Deja un comentario

Cerrar menú