Seguro que te ha ocurrido alguna vez: tienes que hacer un regalo importante y no sabes por dónde tirar. Un regalo para tu pareja, o para un familiar o amigo realmente cercano, personas con las que quieres lucirte.

Regalos en los que es importante acertar.

Pero, ¿cómo estar seguro? ¡Es imposible saberlo! O no. Hay un regalo que siempre funciona, en Castmay Diseño lo hemos comprobado ya cientos de veces. Consiste en regalar joyas personalizadas, explicamos todo el proceso en esta página. Y estos son los motivos que lo convierten en un acierto seguro tanto para hombre como para mujer.
regalar joyas personalizadas

Colgante Personalizado Mariposa, oro amarillo con diamantes.

Primero: una joya es una joya

Empecemos por lo básico, y es que una joya es un regalo con connotaciones que van más allá. Una joya no se la regalas a cualquiera, no es el típico obsequio de compromiso.

Una joya es un objeto valioso, ni que sea por los propios materiales: la plata, el oro, las gemas… y eso sin contar con la propia belleza del diseño.

Segundo: nos encanta tener algo exclusivo

La exclusividad gusta. Hace que uno se sienta especial. No es lo mismo tener algo que también tienen otros, que tener algo que sólo tendrás tú. Las piezas personalizadas son garantía de exclusividad: los diseños creados son únicos y no se reutilizan para otras personas. La pieza que regalas es una pequeña y única obra de arte, y eso hace que la persona que la recibe la valore todavía más.

Tercero: nos emociona que piensen en nosotros

A todos nos gusta que piensen en nosotros. Cuando te hacen un regalo especial, que se nota escogido pensando en las cosas que te gustan, siempre te queda un buen sabor de boca. Pues ahora imagina el sabor de boca que le quedará a esa persona cuando le regales una joya que se ha diseñado pensando en ella.

Cuarto: valoramos el esfuerzo de haberlo hecho tú mismo

Un regalo comprado puede gustar o no gustar, y lo que se aprecia es el esfuerzo que hiciste en comprarlo. Aunque al final, sólo sea dinero.

Pero un regalo hecho por uno, tiene el plus de la implicación. El esfuerzo va más allá del dinero que tienes, y toma forma de tiempo y pensamientos invertidos en el regalo de esa persona querida.

Imagina la cara de esa persona especial cuando descubra una joya que has diseñado tú mismo/a. Una pieza que, si tiene la forma que tiene, es porque tú la pensaste así para que le gustara.

Quinto: nos enamora que nos conozcan

La guinda del pastel, lo que le da al regalo el toque final para ser perfecto, es que conoces a esa persona, y esa persona lo sabrá.

Cuando te regalan un colgante personalizado, un anillo, o unos gemelos personalizados con algún motivo importante para ti, o diseñado siguiendo tus gustos, cuando ves que no sólo se lo ha pensado bien y ha puesto todo su cariño, sino que además lo han hecho porque te conocen y te quieren como eres… entonces el impacto de ese regalo llega hasta el fondo, hasta el corazón.

regalar joyas personalizadas

Colgante Personalizado «Palacio de Cristal» Plata de Ley 925, engastado con Amatista.

Porque ningún regalo habla del regalo mismo. Un buen regalo, un regalo que llega al corazón, sólo está hablando de las personas que se lo intercambian.

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Olga Baudilia Peralta

    Gracias por mostrarnos tan bellas joyas para lucir mejor. Cordiales saludos (lo estaba extrañando)

    1. Fran Castmay

      Hola Baudilia, gracias a ti por tus amables palabras!
      un afectuoso saludo hasta la Argentina!

Deja una respuesta