Strack de Corbata

o Tie Lock
strack de corbata o tie lock

¡Basta de corbatas balanceándose al viento! Descubre el strack de corbata, o tie lock, la forma más discreta y efectiva de mantener la corbata en su sitio y protegida, y tu elegancia intacta.

¿Qué es el strack de corbata o Tie Lock y para qué sirve?

El problema de llevar la corbata sin sujeción es que no la controlas: el viento, tus movimientos, un gesto tan simple como levantarse en una mesa e inclinarse hacia delante para coger algo o darle dos besos a alguien… todo esto se convierte en situaciones de peligro potencial para tu corbata:

  • Puede engancharse en algo y rasgarse o estropearse.
  • Puede mancharse, cayendo sobre un plato o bebida.

Y, además, el no llevarla sujeta implica llevarla torcida el 99% del tiempo, no alinearla correctamente con la chaqueta… no es práctico ni es elegante.

El strack de corbata es la solución que pone remedio a estos problemas de imagen. Se trata de un pequeño complemento, una cadenita que se sujeta a los botones de la camisa, aprisionando la corbata por el pasantino trasero, de forma que quede fija, pero sin que se pueda ver qué la retiene.

Plata de Ley 925
79€
IVA incluido
Oro amarillo 18k.
349€
IVA incluido

Para encargos o información rellena el formulario




Seleccionar modelo
Plata de Ley 925Oro amarillo 18k.

Acepto la Política de Privacidad.

Para encargos o información rellena el formulario




Seleccionar modelo
Plata de Ley 925Oro amarillo 18k.

Acepto la Política de Privacidad.

funcionamiento strack

¿Cómo funciona el strack de corbata?

  • En cada extremo, el strack tiene un aro diseñado para acoplarse a los botones de la camisa.
  • Primero debes acoplar uno de los aros a un botón.
  • Luego, pasas la cadena por el pasantino de la corbata, esa fina tira de tela con la que se sujeta el tejido interior.
  • Acoplas el aro final al botón inferior: verás que la cadena tiene la medida estándar para un ajuste perfecto.

¡Y ya está! Ahora tu corbata permanecerá siempre fija y en su sitio con chaqueta y sin ella, recién salido de casa y recién llegado del evento. Pero sin mostrar al exterior la pieza que la sujeta.

Es una solución perfecta para el hombre elegante que quiere proteger su corbata, y que busca un look contemporáneo, pero sin caer en la informalidad.