fbpx

Garantía Fran CastmayLa realidad es que la mayoría de los hombres no se sienten cómodos en las tiendas de joyería.

Entre las etiquetas con precios altos y el lenguaje comercial tan técnico que en ocasiones utilizan algunos vendedores, es fácil sentirse como pez fuera del agua, tanto si vas a comprar para ti mismo como para un ser querido.

Por eso he creado esta guía rápida, para que tu próxima compra de joyas masculinas sea más fácil y agradable.

1. Piensa bien lo que quieres antes de ir a una joyería

Ni siquiera entres a una joyería y comentes que estás buscando algo bonito para ti mismo o para un amigo. Esa es la manera más fácil de conseguir que te lleven inmediatamente a los artículos más caros, e incluso si el vendedor trata de ser realmente útil sigues confiando en el gusto de otra persona, que puede o no coincidir con tu gusto.

En su lugar, entra con una idea clara de las características básicas que quieres, incluso si no tienes un conjunto de términos técnicos en mente.

Aquí hay una lista de características de la joyería que debes determinar antes de la compra, ya sea en una tienda física o antes de realizar un encargo vía online:

  • Color de la joya: ¿Quieres joyas de color dorado o plateado, o estás buscando algo con una piedra de color ? Si es así, ¿de qué color? Esta es tu clasificación más eficaz, ya que elimina de forma automática diversas opciones de color equivocado.
  • El metal específico: No todas las joyas de tono plateado son de plata, ni todas las joyas doradas son de oro. Si ya has definido un metal específico en lugar de un color en general, dilo. Favorece la eliminación de varias opciones.
  • Proporciones de las joyas: No tengas miedo de usar términos no científicos aquí. Si quieres una fina cadena, coméntalo. Si quieres un anillo grueso, grande, eso es lo que tienes que decir. Proporciona buenas palabras descriptivas en lugar de preocuparte por aspectos técnicos. Está en tu mano decirle al joyero «Quiero un buen juego de gemelos que no sean demasiado ostentosos», es su trabajo determinar qué pares de gemelos encajan con esa descripción.
  • Precio: Puede que no quieras hablar de esto desde el principio, pero debes tener un límite en tu cabeza y adherirte a él. Si te ofrecen algo por encima de ese precio simplemente puedes decir: «lo siento, eso es más de lo que yo pensaba gastar» y puedes ofrecer una cifra inferior. Algunos joyeros estarán dispuestos a regatear sobre el precio de una pieza específica, mientras que otros te dirigirán a opciones similares pero menos costosas.

Créeme en esto, notarás una gran diferencia entre ir a una joyería y decir: “Estoy buscando un reloj de color dorado con una banda estrecha y esfera grande, con un precio moderado, con estilo moderno”, en lugar de ir y decir  “necesito un buen reloj para el trabajo.”

2. Consulta con un Joyero en quien confíes

La mayoría de las compras de joyas no se hacen en el momento. Puedes hacerlo de esa manera, pero es mejor hablar de una pieza específica con un amigo. Si ese amigo es alguien que conoce los entresijos de la industria de la joyería, tanto mejor.

Si no tienes la suerte de tener un amigo que sea un profesional de la joyería, pregunta a tu familia. Te puede sorprender saber a quién conocen tus parientes, algunos hombres mayores han estado tratando con el mismo joyero de la familia desde hace décadas, y pueden pasarle fácilmente una o dos preguntas tuyas.

Cuando estás pidiendo la segunda opinión a un profesional, céntrate en las cosas en la que ellos son expertos: preguntas técnicas, detalles de la calidad y el peso, orígenes de las piedras, etc. Estás tratando de llenar las lagunas en tu conocimiento, no simplemente tener una opinión sobre tu gusto.

Por supuesto, puede que termines con ganas de comprar a un joyero que tú o un miembro de tu familia, conoce y confía, no hay nada malo en ello. Sólo ten en cuenta que las mejores segundas opiniones siempre vienen de personas que no tienen interés personal en la venta.

3. Infórmate lo suficiente para hacer las preguntas correctas

Aquí es donde la mayoría de los hombres se sienten frustrados o intimidados.

Mi consejo: No trates de entender todo de una vez, y no trates de fingir que sabes más que el joyero. Sólo tienes que ir con un conocimiento adecuado de las cualidades básicas de metales preciosos y piedras preciosas.

Por ejemplo respecto a los Diamantes y Piedras Preciosas:

Se insta a los hombres que compran diamantes en particular, tener en cuenta «las cuatro C» – quilates, corte, color y claridad. No todos ellos se aplican en la misma forma que otras piedras preciosas, pero son términos útiles que debes saber.

En este artículo puedes informarte acerca de estos cuatro factores principales a considerar cuando juzgamos la calidad y el valor de un diamante.

4. Encuentra el lugar correcto para comprar

No todos los joyeros son iguales. Algunos tienen colecciones más grandes, otros más personalizadas y exclusivas, otros tienen mejores precios, y algunos tienen el personal más atento y eficiente. Si tienes suerte puedes encontrar uno que sea bueno en todas esas cosas, pero puede ser difícil. Conoce tus opciones:

• Grandes Cadenas o Franquicias: Estas se centran en los tipos más comunes de Joyas: los anillos de boda y compromiso, pendientes para mujeres, relojes y cadenas. Tienden a tener buenas políticas de devolución y otras características de servicio al cliente. El personal puede no ser tan bien informado como un joyero independiente, y en algunos casos, debes ser consciente de que puedes estar tratando con un empleado de ventas en lugar de un profesional de la joyería en primera instancia. Estos son buenos lugares para satisfacer las necesidades básicas de la joyería, sólo asegúrate de que estás recibiendo una opinión experimentada de calidad, y no esperes encontrar nada demasiado fuera de lo común.

  • Familiares o joyeros independientes: Estas joyerías son casi una especie en peligro de extinción. Puedes esperar una selección de joyas más selectas de estilos que lo que encontrarías en una tienda de grandes cadenas. Estos pueden ser buenos lugares para encontrar piezas inusuales y llamativas, y el joyero, por lo general, tiene un amplio conocimiento y experiencia.  Por otro lado, las devoluciones y cambios pueden ser más difíciles.
  • Tienda de antigüedades: Toda la joyería de segunda mano ofrece dos grandes oportunidades: la oportunidad de adquirir una pieza muy inusual, y la oportunidad de ser mayormente estafado. ¡Ten cuidado! Si no eres un joyero, no estás realmente cualificado para juzgar una obra basada en su apariencia y toda la documentación que podría o no venir con ella. No gastes un dinero importante sin la opinión de un joyero especializado en quien confíes.
  • Consultoría y Estudio de Joyería: Si lo que deseas es una joya exclusiva y personalizada, donde quieras que tu personalidad y carácter destaquen por encima de todo, puedes elegir una consultoría de Joyería.

En Castmay diseño ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de hacer realidad esa joya que tanto deseas. Nos adaptamos a tu presupuesto ya que trabajamos con distintos metales: oro o plata.

¿Qué tipo de joyas podemos crear?

Desde gemelos de camisa personalizados con tus iniciales, hasta ese símbolo con el que tanto te identificas. Un llavero de plata con tu heráldica es una buena alternativa para hacer un regalo exclusivo que no dejará indiferente a esa persona tan especial para ti.

La Aguja Onasys para las corbatas, es un nuevo concepto de joyas para hombres, quizás sea otra opción que llamará tu atención y te hará sentir exclusivo.

La variedad de propuestas es tan amplia como tu imaginación unida a la mía, ya que si tienes una idea para desarrollar lo comentamos y empezamos a darle forma y a hacerla viable para su fabricación.

Por supuesto contarás además de con mi asesoría y trato personalizado, con mi total garantía de devolución de tu dinero si no estás satisfecho con la joya que te entregue. Te invito a que mires los testimonios de mis clientes.

Un saludo y hasta pronto.

5.0
03

Fran Castmay

Como diseñador de joyas, contar historias y representar emociones creando joyas personalizadas, se ha convertido en mi nuevo medio de expresión. ¿Te atreves a vivir una experiencia conmigo? Cuéntame tu historia, juntos la crearemos… empezamos?

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. muy bueno!

    1. Gracias Amiga!
      Sabes como Colega que pasan estás cosas, y no está demás orientar a los que no son profesionales de nuestro Sector!
      un abrazo!

Deja un comentario

Cerrar menú